Parece que estas offline. Que significa esto?
Vas a continuar viendo la app pero no se actualizará hasta que te conectes a internet.
unmdp
estudiantes
Institucional

Se reabre la Licenciatura en Antropología en la Universidad Nacional de Mar del Plata

Sistema de Medios Públicos
Tiempo de lectura aprox.

En el marco de la última sesión ordinaria del año del Consejo Académico de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Mar del Plata, de este jueves 7 de diciembre, se lanzará oficialmente la reapertura de la Licenciatura en Antropología. La carrera, que había sido disuelta en la década del 70’ por la última dictadura cívico militar, volverá a formar parte de la oferta académica a partir del próximo ciclo lectivo 2024. La inscripción comenzará en febrero de 2024 y la cursada inicia en el primer cuatrimestre del calendario académico (marzo 2024).

Para celebrar este acontecimiento histórico, en la fecha mencionada también se llevará a cabo desde las 15.30, un acto en el aula 24 de la Facultad de Humanidades de la UNMDP (Funes 3350). Con el fin de conocer más detalles sobre cómo fue el camino hacia la reapertura, cuándo será el inicio de las inscripciones y la importancia que implica la existencia de la Licenciatura para el ámbito universitario y la ciudad, Joan Portos, antropólogo y coordinador técnico de la carrera, brindó algunos detalles.

“La gestión para la reincorporación de esta ciencia social se inició cuando Enrique Romanín, al asumir como decano de la Facultad de Humanidades, anunció en 2021 la creación del Departamento de Antropología, con el objetivo inicial de trabajar en la elaboración del plan de estudios", precisó. A lo que añadió: “Ya a inicios de 2022, con la doctora Diana Mazzanti (arqueóloga) y el doctor Guido Cordero (antropólogo), conformamos un equipo de coordinación del Departamento de Antropología. Desde allí, se convocó a una comisión para elaborar el plan de estudios de la carrera, que fue conformada por antropólogos y antropólogas de la Facultad de Humanidades”.

Portos comentó que esta convocatoria “se amplió luego a otros colegas que están trabajando en otras facultades y también a aquellos que realizan sus tareas en la ciudad pero que no pertenecen al ámbito universitario, para que pudiesen hacer lecturas, revisiones y sugerencias al plan de estudios”.

El coordinador precisó que una vez elaborado, el plan fue analizado por un grupo de revisores externos, principalmente colegas de otras facultades del país, como la Universidad de Buenos Aires, Universidad de San Martín y Universidad de Río Negro. “Los planes de la Licenciatura y la Tecnicatura fueron aprobados por el Consejo Académico de la Facultad de Humanidades y por el Consejo Superior de la Universidad. Luego, se elevaron al Ministerio de Educación, que aprobó el de la Licenciatura. En cuanto a la Tecnicatura, el plan está en vías de aprobación".

En cuanto al contenido y orientación del plan de estudios, Portos afirmó que se contempla las tres grandes orientaciones que la Antropología tiene actualmente en su seno: la Antropología Sociocultural, la Arqueología y la Bioantropología y Antropología Forense. Con respecto a esta última especialidad, el antropólogo detalló: “A esta orientación que nosotros llamamos Bioantropología Forense también se la denomina Antropología Biológica, y se trata de la faceta biológica del ser humano desde una perspectiva de las Ciencias Sociales, desde la sociedad. O sea, desde la faceta social de la biología”.

Y precisó que "esto es una novedad importante del plan de estudios, porque si bien en otras universidades del país hay una tradición de trabajo y de formación muy fuerte en torno a la Antropología Biológica, ella no está formalizada en una orientación específica en esa rama. En este caso, a las dos orientaciones que fueron cerradas por la dictadura (Antropología Sociocultural y Arqueología) nosotros le sumamos una tercera, que justamente es esta”.

La importancia de la reapertura

Si bien la carrera de Antropología en Mar del Plata fue creada en 1968 y se convirtió en una de las primeras Licenciaturas constituidas en nuestro país, lo cierto es que en 1977, al igual que muchas otras carreras dictadas en la Universidad Nacional de Mar del Plata, la última dictadura cívico-militar dispuso su cierre definitivo. Al respecto, Portos destacó la importancia que significa para la Universidad su reapertura: “En principio implica una reparación histórica ya que se trata de la última carrera – de las cerradas por la dictadura – que a la Facultad de Humanidades le restaba reabrir”.

“Consideremos que el cierre de la carrera, de alguna manera, tiene dos fechas. Una primera en 1975 cuando se cierra la inscripción, y después en 1977, ya en dictadura, cuando finalmente se produce su cierre. O sea que, si tomamos el año del cese de la inscripción, en 2024 cuando estemos reabriéndola se cumplirán 49 años de esa fecha. Y si hablamos del cierre definitivo, 47 años”, detalló.

Pero no solo se trata de una reparación histórica: “La reapertura de la carrera también cubre una de las ciencias sociales troncales que le falta a la formación en la ciudad, y que es central para el diálogo con otras ciencias de este tipo como lo son la Sociología, Geografía, Historia, Ciencias de la Educación y Ciencias Políticas”, aseguró Portos.

“Esta ausencia de formación de antropólogos y antropólogas se nota en el desarrollo del trabajo interdisciplinario, que hoy es lo que manda en cualquier tipo de desarrollo, tanto de proyectos de investigación como de desarrollos de prácticas profesionales en organizaciones no gubernamentales y en ámbitos estatales. Hoy nadie trabaja desde una ciencia social particular, ya que lo que prima es el trabajo interdisciplinario. Ahí es donde la falta de antropólogas y antropólogos era una deuda pendiente”, agregó.

Finalmente, el antropólogo mencionó un último punto a destacar con respecto a la importancia de contar con la carrera de Antropología nuevamente entre la oferta académica: “Esta ciencia también tiene una mirada muy particular vinculada con la consideración de la otredad en la humanidad. Más allá de la investigación, la Antropología siempre guarda un horizonte político, que tiene que ver con pensar que las cosas pueden ser de otra manera, básicamente a partir del trabajo comparativo que siempre propone con otras formas de existencia del ser humano, tanto en el presente como en el pasado. Creo que esto es algo que siempre abre la mente”, concluyó.

Desarrollado por el Departamento Centro de Cómputos