flecha
Sábado, 22 de Noviembre de 2014
botonera 1
Becas UNMdP - SSU
Accidentes Laborales
Concursos
Extensión Universitaria
Transferencia y Vinculación Tecnológica
Comunicación y Relaciones Públicas
Noticias
Enlace La Capital
Links útiles
Galería de Fotos
Press Room
La Universidad en los Medios
Televisión
Radio Universidad
Enlace Impreso
Agenda
21 puntos básicos por el derecho a la comunicación
EUDEM
CINTUS
PEPBA 2020

La preparación de la comunidad residente para recibir turistas adquiere en el mundo actual un valor trascendental en la búsqueda de calidad en las prácticas turísticas  y contribuye a formar ciudadanos responsables y comprometidos con el desarrollo sustentable del turismo en su propia comunidad.
 
El turismo no es posible sin turistas. Pero no debemos olvidar que los viajeros del tiempo libre no son los únicos sujetos sociales que intervienen en la actividad. En realidad toda la comunidad residente en un destino turístico interactúa con los turistas en diferentes lugares y desde diferentes roles, ya sea porque trabajan en actividades relacionadas con el turismo o porque comparten los espacios y entretenimientos que ofrece la ciudad: la playa, el casino, los bares y confiterías, los teatros, son espacios de encuentro entre turistas y residentes.
La cultura de la hospitalidad como les gusta llamarla a los profesionales del turismo es una herramienta fundamental en la satisfacción del turista que nos visita. Todos los que han viajado recuerdan con especial atención el trato brindado por tal o cual empleado en un hotel, en la oficina de información turística, en la calle, en cómo se han preocupado para indicar tal o cual dirección y, lamentablemente para ese destino, también se recuerda con irritación el maltrato recibido. Si bien es una metáfora no nos alejamos de la realidad al decir que la “llave” del turismo la tiene la comunidad residente que oficia de anfitriona para los visitantes.
 El turismo hace tiempo que hizo sus primeros pasos en el mundo. Del turismo de unos pocos y privilegiados, como en la Mar del Plata de 1900, pasamos por varias etapas históricas que permitieron la incorporación  de otros grupos sociales al disfrute del tiempo libre y las vacaciones. Hoy en día la comunidad residente tiene experiencia no solamente en recibir turistas sino también en haber desempeñado el rol de turista en algún momento de su vida. Esa realidad se refleja en el cambio producido en las prácticas turísticas, la gente ha aprendido a viajar de forma independiente, sin recurrir a las agencias de viaje para armar su viaje. ¿Por qué? Porque conoce más de los destinos, porque se siente segura, porque el desarrollo de los medios de transporte le permite llegar en menos tiempo y en forma más confortable a los destinos elegidos, porque ha aprendido a usar la Web para armar su propio viaje.
 Esto nos devuelve un turista mejor preparado, un turista con más tiempo para disfrutar y conocer, sin el apuro de cumplir con un circuito programado. Nos trae un turista que interactúa más con la comunidad residente, que nos pone a prueba en nuestros saberes sobre el lugar donde vivimos y que nos exige respuestas qué solo podrán resolver adecuadamente aquellas personas que conocen integralmente el territorio de su cotidianidad.
En una realidad que, a pesar de vivir años en  una ciudad, nunca terminamos de conocerla a fondo, siempre hay lugares  nuevos y otros de los que no hemos tenido conocimiento o que nunca hemos ido a visitar.  Una comunidad que desconoce sus propios “tesoros”, su patrimonio cultural y natural, y que está escasamente informada de sus problemáticas ambientales, es una comunidad que poco podrá hacer para mejorar su calidad de vida  y que se estará perdiendo la oportunidad de disfrutar de sus propios atractivos, aquellos por los que  los viajeros del tiempo libre hacen kilómetros para llegar a conocerlos
Capacitar en el conocimiento de la realidad turística local y regional de un territorio se convierte en una estrategia fundamental para las instituciones educativas y políticas, en aras de trabajar en la construcción de un ciudadano responsable y concientizado del valor del patrimonio cultural y natural que atesora su territorio, el lugar donde habita el turismo.

En este sentido, la Secretaría de Extensión de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales y el Sistema de Educación Abierta y a Distancia de la Universidad Nacional de Mar del Plata, acercan a la comunidad el curso de extensión “Anfitrión turístico con orientación en interpretación ambiental” modalidad virtual, dirigido a todas las personas interesadas en desarrollar sus aptitudes de orientación y comunicación a grupos de turistas. La propuesta se encuentra a cargo de calificados profesores que aúnan a su condición de reputados teóricos, la condición de generar espacios de formación para el abordaje de una temática compleja que se nutre de la creatividad, calidad y servicio, cuestiones sumamente difíciles de conseguir y mantener.
Invitamos a quienes estén interesados en esta propuesta a comunicarse con nosotros mediante mail a extension@eco.mdp.edu.ar,
http://www.eco.mdp.edu.ar/extensión/anfitrion o 474-9696 int. 303 de la Secretaría de Extensión.


Lic. Maria Cristina Murray

Profesora en la carrera de
Licenciatura en Turismo de la
Universidad Nacional de Mar del Plata
Emprendedor XXI Galicia Sueldos Universia
banner final
iso unmdp