flecha
Miércoles, 30 de Julio de 2014
botonera 1
Becas UNMdP - SSU
Accidentes Laborales
Concursos
Normativa
Revista Nexos
Terminología sobre discapacidad
Introducción
Busqueda alfabética
Bibliografía
Citas Bibliográficas
Colaboraciones especiales
Calendario
Divulgación científica
UAFI
Conv de org. Promotores de la invest
Becarios
Becas de investigación
Subsidios a la Investigación
Proy de Inv. acreditados
Investigadores
Núcleos de actividades científicas y tecnológicas
Programa de Incentivos
SIGEVA
Programa de Bioética

Sarnilla. La sarna, lo mismo que la pediculosis, mantienen connotaciones sociales negativas sobre las personas y familias afectadas, a pesar de su amplia difusión entre miembros de diferentes estratos de una comunidad, incluyendo los de mayor rango. Pobreza, hacinamiento, falta de higiene, suelen quedar asociadas a la interpretación popular de los portadores de estas parasitosis externas.
A fin de eludir el descrédito de tan temible antecedente, lo mismo en ámbitos educativos como sanitarios rige una suerte de tácito consenso entre asistentes y asistidos en evitar mencionar ambas parasitosis por sus verdaderos nombres. De tal forma, la sarna es nombrada por su diminutivo: sarnilla, suponiendo que así se empequeñece su trascendencia etiológica y clínica (“...al nene le encontraron un principio de sarnilla...”). En el caso de la pediculosis y con idénticos fines, no se habla de piojos sino de su estadio evolutivo previo, la liendre o huevo.
Emprendedor XXI Galicia Sueldos Universia
banner final
iso unmdp